QUÉ TRATAMOS

Cualquier desviación del estado de salud, sea de orden físico, mental, emocional o de comportamiento.

Evidentemente con los límites que se pueden aplicar a cualquier ciencia médica. En concreto serán límites cuando la vitalidad del paciente esté muy mermada o los daños orgánicos sean irreversibles. En estos casos la homeopatía se emplea para atenuar en la medida de lo posible dichos daños y disminuir el sufrimiento de la persona y se deben emplear generalmente en combinación de otros tratamientos médicos.

Se tratan con mucho éxito estados mentales y emocionales alterados como por ejemplo ansiedad, ansiedad alimentaria, estrés, depresión, claustrofobia, ataques de pánico, irritabilidad, insomnio, violencia, inquietud, síndromes de piernas inquietas, tics, celos patológicos, deseo sexual disminuido o aumentado, anorexia, etcétera.

Problemas físicos crónicos como alergias (alimentarias, respiratorias o de la piel), hepatitis, problemas gástricos como úlceras, gastritis, gastroenteritis, diarreas, estreñimiento; problemas respiratorios como tos crónica, asma, bronquitis o pólipos nasales; circulatorios como hemorroides, varices, hipertensión; de la piel como acné, psoriasis, dermatitis, liquen, hongos, herpes; cefaleas y migrañas; problemas reumáticos y articulares; problemas de la voz como afonías, pólipos en cuerdas bucales, problemas de oradores (profesores, actores …); en órganos sexuales como picores, inflamaciones, cándidas, vaginitis, eyaculación precoz, impotencia, pólipos y tumores. Problemas endocrinos como obesidad, anemias, trastornos del crecimiento, etc.

Problemas agudos como gripes, catarros, fiebres, torceduras, fracturas y otros traumatismos, etcétera. Los tratamientos pre-operatorios preparan al organismo ante una intervención quirúrgica y los pos-operatorios a que la recuperación se acelere y evitan infecciones y complicaciones.

La Homeopatía tiene además el enorme valor de la prevención de enfermedades, porque al equilibrar todo nuestro organismo, nos aleja de cualquier enfermedad, proporcionando un estado de salud continuo y permanente.