¿Cómo trabajamos?

En la primera consulta médica, se realiza una exhaustiva historia médica de todos los antecedentes clínicos para poder integrar la lesión dentro de un contexto global del paciente y no pasar por alto aspectos de importancia clínica, y una historia y exploración encaminadas a un diagnóstico de precisión del proceso. A continuación se desarrolla un plan terapéutico donde se orientará sobre la pauta y técnicas a ejecutar, la duración, y expectativa pronóstica del tratamiento.

El circuito de tratamiento correrá a cargo de nuestros fisioterapeutas y el médico de modo conjunto, con continuas interacciones sobre la evolución del proceso. Utilizaremos, según sea conveniente, aparataje de rehabilitación (magnetoterapia, microondas, ultrasonidos, láser), técnicas manuales (masaje, osteopatía, fibrólisis diacutánea), o ejercicios dirigidos, pero siempre con la filosofía de utilizar los medios, no de amortizarlos. Es decir, en cada caso se diseña de modo individualizado el tratamiento para cada paciente, según su lesión y el estado de la misma.

Durante el tratamiento solemos desarrollar un importante consejo sobre medidas posturales, de ejercicio, y mantenimiento. Contamos con un amplio gimnasio donde trabajar de modo individualizado dichos aspectos con nuestros pacientes, o brindarles un espacio donde desarrollarlos.

Finalmente, disponemos de programas de mantenimiento para la vigilancia y seguimiento de pacientes más susceptibles de recaída, o más sensibilizados en llevar una línea de prevención.